¿Conoces la leyenda de Molly Malone? ¿De verdad existió?

Una conocida leyenda popular urbana de Irlanda, cuenta que Molly Malone fue una bonita y atractiva joven que vivió en Dublín por el siglo XVII. Era muy conocida porque se dedicaba a vender mariscos. Molly recorría las calles de la ciudad empujando una carreta cargada de pescado. Animaba a la gente a comprar su marisco gritando “Cockles and Mussells, alive, alive, O” (berberechos y mejillones vivos, os). Un día sufrió un ataque de fiebre durante su recorrido y nadie pudo ayudarla. Desde entonces se dice que el fantasma de Molly merodea por las calles de la ciudad siguiendo el mismo recorrido que hacía cuando salía a vender sus mariscos.

Molly Malone es conocida también como “Cockles and Mussels” (Berberechos y Mejillones) o con un nombre menos bonito como “Tart whith the cart” (la prostituta con el carro). Ya que se dice que Molly Malone vendía mariscos con una carreta por las calles de la ciudad durante el día y de noche trabajaba de prostituta.

También Molly Malone es la protagonista de una canción popular de Irlanda que fue compuesta alrededor de 1880 por James Yorkston. Que con el tiempo se ha convertido en el himno no oficial dublinés. Pueden escuchar esta canción en YouTube si les interesa. También tienen la letra en español. Una joven imaginada o cuya historia se ha perdido que cuenta con una estatua a su memoria. Aquí Molly Malone aparece con un vestido de generoso escote junto a su carro donde vendía mariscos. La estatua es todo un símbolo y se encuentra en un lugar muy céntrico, en la calle Grafton. Una elegante zona comercial de Dublín.

La llamativa escultura de Molly Malone siempre está rodeada de turistas que quieren hacerse una foto con ella. Se dice que hay que tocar los senos de la joven como signo de buena fortuna y regreso a la ciudad.

Y como en AL.Drinkeros nos interesa saber que existe un coctel que recibe el nombre de la hija más famosa de Dublín, Molly Malone. Uno de estos cócteles es el Bloody Malone.

Para preparar este delicioso coctel necesitamos: 35 ml de whisky irlandés, 5 ml. de Jerez seco, 150ml. de jugo de tomate, dos chorritos de salsa Worcestershire, media cucharadita de sal de apio, un toque de pimienta negra, dos chorritos de Tabasco, media cucharadita de salsa de rábano picante y media de azúcar. Mezclar todos los ingredientes en una jarra o tazón. Servir en un vaso largo con hielo y decorar con una ramita de apio, 1 tomatito Cherry.

¡Cheers! ¡Salud!

¡Salud!

 

#todosjuntospodemos

¡Hasta la vista!

 

Por: @CarolinaMunzi

#QuedateEnCasa