¿Cuánto sabes de hielo?

El hielo es uno de los ingredientes más importantes de los cocteles. Así que debes ocuparte de prepararlo de la mejor forma. Para obtener un buen hielo debes utilizar agua hervida, filtrada o mineral.

Si quieres poner una nota diferente en el hielo, puedes agregar menta, hierbabuena, romero o las especies que tu prefieras. Podrás tener un buen hielo transparente y ver la ramita elegida dentro del mismo. Y si quieres un hielo picante agrégale una nota de chile.

También podemos crear hielos con diferentes sabores, colores y formas. Existen moldes de siliconas que permiten elaborar un excelente hielo en variados tamaños.

Me parece divertido conocer las diferentes formas de hielo que generalmente utilizamos en nuestros tragos.

El hielo Frappe: es el hielo a punto de nieve, se puede hacer a mano o en batidora, es poco usado porque se derrite rápidamente. Es muy útil para lograr efectos especiales en el vaso, en tragos cortos.

El Hielo Cobbler o granizo: es parecido al anterior, pero tarda más en derretirse y refleja muy bien el color y la luz. Se utiliza en tragos largos.

El hielo en cubitos: es el más conocido, se usa sobre todo en bebidas que se sirven en vaso tubo. Y también se conoce con nombre de roca, como ejemplo “Whisky on the Rocks” (Whisky sobre las rocas).

Hielo Fizz: es un hielo del tamaño de una canica o bolita, se utiliza para enfriar la bebida más rápido. Se coloca mayor cantidad de hielo por lo tanto se sirve menos bebida en el vaso.

Hielo seco: es un hielo que poco vemos y usamos, pero se utiliza para conservar los alimentos perecederos y los helados.

Como ven podemos jugar con el hielo creando sabores y formas diferentes. Deja que tu imaginación vuele y crea un hielo especial para ti. Y no se olviden con el próximo trago de mirar con curiosidad la forma y la calidad del hielo.

 

Por: @CarolinaMunzi