Gin tonic y el rayo verde

Hace uno días, en una tarde calurosa de verano, sentada en la playa con mi amigo Francisco, este me contó una anécdota que tuvo lugar varios años atrás, en Casapueblo, Punta del Este.

En una oportunidad Francisco estuvo en una reunión en la casa del artista Carlos Páez Vilaró y mientras esperaban ver el atardecer bebiendo unos gin tonics, que era una de sus bebidas favoritas del artista. Este comentó que tal vez se podría ver el rayo verde. Finalmente, Carlos le preguntó a mi amigo si había visto el rayo verde durante el atardecer a lo cual Francisco respondió afirmativamente. Hoy, varios años después, me confesó que no lo había visto, pero que en ese momento no se animó a decir lo contrario.

Carlos Páez Vilaró le dijo a mi amigo Francisco que la condición para ver el rayo verde era que se debía estar enamorados. Supongo que el artista debía vivir enamorado de la vida y sobre todo del sol. Como saben le ha dedicado una Oda o poema al sol que tienen que leer o escuchar. Pueden encontrar el poema en You Tube.

 

Carlos Páez Vilaró es un emblema de Uruguay, un artista muralista y multifacético. Construyó el Museo – taller de Casapueblo donde se exponen varias de sus obras. El artista fue un apasionado del sol y de los atardeceres. Un tema reiterado en varias de sus obras.

Hace poco me enteré que dentro del museo se encuentra la Taberna llamada el Rayo Verde, tal vez el nombre podría ser debido a la anécdota que me contó mi amigo Francisco.

Buscando alguna noticia sobre el rayo verde encontré que se dice que hay un efecto visual en ciertos atardeceres de Punta del Este y que algunos han sido comparados con la aurora boreal. Esta seria tal vez la razón por lo cual Carlos Páez Vilaró veía el rayo verde.

Y para las amigas y los amigos de AL.Drinkeros.com hay un trago llamado Rayo Verde que lleva vodka, almíbar, cardamomo, cedrón, limón, romero y tónica. Puede ser una buena opción para el verano.

¿Me cuentas si ha visto el rayo verde?

Por: @CarolinaMunzi