Los vinos veganos entran en acción

Una persona vegana es aquella que no come productos derivados de animales, como el huevo, la leche, la miel entre otros. Un producto vegano es aquel que no contiene animales o parte de animales en ninguna de las etapas de su producción.

Los vinos veganos suelen proceder generalmente de cultivos de viñas ecológicas, aquellas viñas que no han utilizado abonos o plaguicidas químicos para sus cultivos. Un vino vegano no tiene un sabor o calidad distinta a un vino tradicional.

Si hablamos de la diferencia entre un vino vegano y un vino tradicional la encontramos en la clarificación. Un proceso al que se somete al vino para limpiarlo y eliminar las impurezas que puedan enturbiarlo en el paso previo al embotellado. En los vinos normales se utilizan algunos productos derivados de animales como es el caso de la albumina de huevo, la caseína (una proteína derivada de la leche), la gelatina (que se obtiene casi siempre de cartílagos de pescado, y del colágeno extraído de animales) y la ictiocola (cola de pescado). Como hemos dicho, los veganos no pueden consumir nada de estos productos, ya que proceden de animales, por lo que tampoco podrían consumir estos vinos.

 

 

 

Los llamados vinos veganos son aquellos que en el proceso de clarificación no utilizan productos que tienen origen animal o directamente se omite este proceso. Los clarificantes utilizados son proteínas que se extraen de alimentos como la patata, el trigo, las arvejas o guisantes. También se utilizan los carragenanos, que se trata de una sustancia extraída de varias algas marinas. Pero el clarificante más utilizado es la bentonita, de origen mineral. Un polvo de arcilla que sirve para eliminar las impurezas de los vinos.

Los productores de vino no tienen ninguna obligación de declarar los productos empleados en la elaboración. Por lo tanto, para nosotros los consumidores es muy difícil saber que ingredientes se han utilizados. Pero existen sellos que certifican que durante la fabricación de los vinos no se han utilizado productos derivados de animales. Una certificación conocida que otorga un sello es la Unión Vegetariana Europea y es el llamado sello V-Lavel, un proceso de acreditación serio y riguroso. Este sello ofrece a los consumidores la fiabilidad total de identificar productos veganos y vegetarianos. Una certificación que está presente en 27 países, muchos en Latinoamérica.

El sello V-Label o Certificado V-Label es el sello que nos asegura que lo que estamos comprando es efectivamente vegano. Así como consumidores podemos estar seguros de beber un vino vegano.

El sello V-Laber es un sello que nos asegura que lo que estamos comprando es efectivamente vegano o vegetariano, puesto que dicho certificado exige seguir un proceso de acreditación serio y riguroso. Dicho sello ofrece a las personas consumidoras la fiabilidad total para poder identificar los productos. Es una etiqueta que aparece en las botellas de vino indicando que el producto ha tenido que seguir un riguroso proceso de inspección conforme a una serie de criterios estandarizados a nivel internacional, asegurando que el producto sin lugar a dudas es vegano o bien vegetariano.

Como ven también el vino sigue las tendencias actuales otorgando al vino vegano un espacio. ¿Les parece bien si lo probamos? ¿Qué me dicen?

 

#todosjuntospodemos

¡Hasta la vista!

Por: @CarolinaMunzi