Marocchino

Hace frio y quiero un café Marocchino caliente. No lo sé preparar. Pero tengo una idea y mi amiga Rita que vive en Turín, Italia, me ayudará. Qué bueno que podamos estar conectadas y sentirnos tan cerca. Rita me contó que el nombre de esta bebida viene del color de una cinta que las mujeres usaban en los años 30 para sujetar el cabello y que era de un color marrón oscuro. Y además me contó que el café Marocchino se sirvió por primera vez en su ciudad, en Turín. Una de las capitales más conocidas del chocolate.

El Marocchino (se pronuncia marocquino) es una bebida caliente y sin alcohol, que se sirve en un vaso de vidrio donde se pueden ver tres estratos de diferentes colores, que son debidos al color que le da el café, la espuma de leche o crema y el chocolate.

Para preparar esta bebida colocamos en la parte baja del vaso una cucharada de chocolate negro, crema de chocolate o Nutella y sobre ella vertemos el café, un espresso o expreso. Una vez que el café está servido, mezclamos con una cucharita para disolver bien el chocolate en el café y hecho esto le agregamos espuma de leche. Finalmente, termínanos espolvoreando la superficie con cacao. Así es como a mí me gusta, pero mi amiga Rita dice que lo divertido es que se puede preparar de diferentes maneras, ya que podemos encontrar el Marocchino casi de una forma diferente en cada cafetería que vamos. Un Marocchino se puede preparar con crema y espolvorearlo con otras variantes como café en polvo, azúcar morena, canela y otros.

Si nunca probaste un Marocchino, seguro que te va a gustar y sorprender como a mí. Es una forma deliciosa de tomar café.

Que lo disfrutes..

#todosjuntospodemos

¡Hasta la vista!

 

Por: @CarolinaMunzi

#QuedateEnCasa