No solo copas

Ustedes como yo tenemos algunos accesorios que utilizamos especialmente con las botellas de vino. ¿Pero sabemos cuáles son los objetos más útiles para nosotros los comunes consumidores? Para saber le pregunté a mi amiga Raquel quién me mostró cuáles son los más indispensables. Primero en la lista resultó un pequeño accesorio imprescindible que es el conocido sacacorchos. Como saben desde hace mucho tiempo se utiliza el tapón de corcho en las botellas de vino porque se lo considera como el mejor cierre. El descorchador es indispensable y fundamental para abrir las botellas. Existen varios modelos, están aquellos de palanca, de alas y también eléctricos. El más recomendado es el de dos tiempos por su tamaño, su sencillez y su fácil manejo.

Otros dos pequeños accesorios que se utilizan bastante como uso corriente son: el que corta la capsula de metal que envuelve el cuello de la botella, que sirve para desprender rápidamente la capsula de la botella y luego el corta gotas que se utiliza para evitar que el líquido caiga sobre la mesa y manche el mantel. El corta gotas es un círculo metálico ultra delgado flexible (aluminio plastificado) que se enrolla y se introduce en la botella. Nos permite como su nombre lo dice cortar las gotas de vino al servir. Las copas son fundamentales ya que nos permiten apreciar mejor las cualidades del vino y permiten que el líquido se oxigene bien. Importante cuidar que al lavar las copas no queden residuos de jabón. Se recomienda utilizar agua bien caliente.

Las fundas para enfriar botellas de vino son útiles, a veces: Sirven para enfriar y mantener su temperatura.

 

El uso de un decanter, tal vez, no es tan imprescindible. Un recipiente utilizado mayormente por especialistas, cuya función es airear el vino que ha estado mucho tiempo guardado. Los vinos de cosechas antiguas que se han guardado durante un buen tiempo, necesitan como se dice “respirar” unos momentos antes de servir. El decanter permite que el vino se exprese mejor. Solo se deber verter el vino dentro de él y moverlo un poquito. Luego se necesita esperar unos minutos antes de servir. Fundamental es mantener el decanter limpio y sin olores.

Hay otros accesorios que se usan más ocasionales como las bolsas plásticas acolchadas para viaje, utilizadas para proteger las botellas para que no se rompan. El termómetro de abrazadera que se adhiere a la botella sin necesidad de que se abra y con solo 5 minutos nos marca la temperatura interior. Recuerden si al abrir una botella de vino no se bebe todo el contenido, es importante dejar bien cerrado el envase. En esto recomiendo el uso de tapones especiales para vinos y espumosos que cierran herméticamente las botellas. De este modo se conserva el resto del vino sin problema.

¡A deleitar una copa de vino! ¡Salud!

 

#todosjuntospodemos

¡Hasta la vista!

Por: @CarolinaMunzi

#QuedateEnCasa