Oro en el vino

El otro día mi vecina María Grazia me invitó a su casa a tomar un café donde me presentó a Rubén, un amigo argentino. Tuvimos una buena conversación y tomamos varios cafecitos con una deliciosa torta alfajor casera y unos pancitos preparados por la anfitriona.

Quedé sorprendida cuando Rubén nos comentó algo acerca del uso de oro en el vino. Sabía de su uso en cosmética y en alimentos, pero la verdad no su uso en el vino. Así que me encantó escuchar. Rubén si había probado en Europa un vino espumoso con láminas de oro.

Rubén nos dijo que hace tiempo que se sabe de las propiedades saludables que contiene el oro. Las láminas de oro usadas en cosmética actúan sobre la piel con efecto estimulante, energizante y protector y como un potente anti toxinas. Se dice que ayuda a combatir el envejecimiento. Muchos historiadores reconocen el hecho de que Cleopatra utilizaba oro como parte de sus tratamientos de belleza.

En algunas culturas antiguas se usaba el oro como medicina y como alimento. Se pensaba que hacía que las personas se sintieran mejor y se creía que quienes consumieran oro tendrían una vida más larga.

Actualmente el oro comestible es una tendencia en la gastronomía. Se usa en platos selectos e incluso en cocteles y en bebidas como el vino espumoso. ¿Se imaginan comer un postre con láminas de oro? Una inusual extravagancia.

 

El oro es considerado un aditivo colorante en Europa y Estados Unidos, hay pocas empresas certificadas en el mundo con un registro sanitario. El oro alimenticio es inocuo e insípido. Es un metal inerte que no reacciona a su paso por nuestro organismo. Sus propiedades son solo visuales.

Para utilizar el oro se comienza con la fundición de las pepitas de oro, luego se forma un lingote y mediante su paso por rodillos se convierte en láminas finas de oro. Se hacen cortes de pequeñas laminas cuadradas, en polvo o en chispas. Todo dependerá del uso que se le dará.

Con un toque de originalidad y distinción encontramos un Vino espumoso llamado Brind’Or, el mejor vino con láminas de oro de 22 quilates. Disponible en botella de 750 ml y de 200 ml. Un espumoso afrutado, fresco con un color dorado para brindar en ocasiones especiales. Compuesto por mezclas de vinos europeos de diferentes añadas, seleccionados y embellecidos por láminas de oro de 22 kilates. Producido por una bodega familiar elaborado con el método tradicional, se le añade un licor el cual permite la suspensión de las láminas de oro.

El segundo ejemplo es un vino italiano llamado Etoile que contiene polvo de oro. Se trata de pequeñas estrellas de oro que oscilan dentro de una botella de espumante como un precioso cofre. Se utiliza oro comestible de 24 kilates molido finamente en polvo y tratado con procesos actos al consumo. Un producto producido por Rocchetta di Villolongo.

Una experiencia para descubrir.

 

#todosjuntospodemos

¡Hasta la vista!

Por: @CarolinaMunzi

#QuedateEnCasa