Tendencia a consumir cerveza sin alcohol

Tomar una cerveza fría después de un largo día de trabajo, o durante una junta de amigos, puede llegar a ser reparador para muchos y perfecto para compartir junto a amigos o familiares. Sin embargo, hay quienes deben dejar por un período de tiempo e incluso en algunos casos para siempre, ya sea por un tratamiento médico con antibióticos, mujeres embarazadas o simplemente ser el conductor elegido y no poder consumir alcohol.

Cada vez más son las personas que optan por el consumo de las versiones sin alcohol, y así poder seguir con sus rutinas de fines de semana o after office y no desentonar con el resto. Un ejemplo de ello es Camila Pinto (27), ingeniera comercial que durante un tiempo eligió cambiar tradicionales tragos como pisco, aperol y vino por las cervezas sin alcohol, ya que durante un año debió someterse a un tratamiento médico con remedios que no le permitían consumir destilados.

Juan Pablo Valin, CEO de Casa de la Cerveza (Chile), cuenta que como equipo nunca pensaron incluir la categoría de este bebida sin alcohol como una opción, hasta que fueron los propios consumidores quienes empezaron a pedir el producto. Al crear un nuevo espacio dentro de la tienda para este “nicho” como lo llama Valin -ya que a pesar de que es una tendencia que va creciendo, sigue siendo reducido en comparación a la cerveza tradicional-, se dieron cuenta de que las expectativas fueron superadas y se presentó un alto interés en los clientes. “Sigue representando alrededor del 1% de la venta, ya que sigue siendo de nicho (…) Es un mercado que está creciendo, estamos sacando nuevas cervezas premium de distintas variedades sin alcohol”, señala Valin.

 

Por: @RobertoContreras