Un Carajillo el gran final

“Un Carajillo” el gran final

Hace unos días en un vuelo hacia la Ciudad de México encontré en la revista del avión, un artículo, que me llamo la atención. Una nota que hablaba sobre el “carajillo”, un combinado típico en España que está conquistando convirtiendo en un trago de moda en México.

Así me propuse investigar y descubrí que hay dos versiones sobre el origen de el ”carajillo” la primera cuenta que los soldados españoles en la época en la que Cuba era provincia española, le ponían “piquete” (ron) para tener “corajillo” de coraje, para armarse de valor, y de ahí “Carajillo”. Otra fuente cita que en Barcelona los arrieros que esperaban el turno de carga, en lugar de pedir café y licor pedían que se lo mezclaran, diciendo “que ara guillo” (que ahora me voy), apurados por irse a trabajar. Las dos versiones son muy convincentes.

“Carajillo “es una tendencia, aquí en México, un trago que cada vez es más solicitado en restaurantes y que se está popularizando entre los batenders locales. “Carajillo” es un combinado de café expreso y distintos destilados, como: brandy, ron, orujo, Bailey, whisky, coñac, licor de coco, licor de guanábana, licor de anís, según el lugar donde lo bebamos o al gusto personal de cada quien se sirve con diferentes destilados. En algunos lugres de México se usa el licor 43 que está hecho justamente con 43 hierbas.

Cuando el combinado se sirve en un jarrito se le llama “jarrajillo” y si los ingredientes se sirven separados, o sea, el café expreso y aparte el licor y hielo se lama “divorciado.

Algunas amigas me aseguraron que no hay nada mejor después de una buena comida que tomarse un “carajillo”. Creo que después de todo me convencieron porque, efectivamente, el otro día, almorcé en un restaurante de comida típica mexicana en Polanco y terminé con broche de oro con un “carajillo”.

Recuerdo otras bebidas parecidas de otras partes del mundo como el “caffe corretto” de Italia, hecho tradicionalmente con grappa o el muy famoso café irlandés mezcla de café con whisky. Ingredientes y preparación: 50 ml de licor, un café expreso caliente y cubitos de hielo. Se llena una copa balón mediana o un vaso largo hasta la mitad con cubitos de hielo y se vierte el licor. Se le añade un café expreso caliente y antes de beberlo, se remueve.

Ahora ya sabes un poco más sobre “el carajillo”, anímate a prepararlo en casa para sorprender a tus amigas.

Fuente: Carolina Munzi